EN ESTO CREEMOS

Creemos en la completa inspiración verbal de la Palabra de Dios; creemos que los escritos originales, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, no contienen error alguno y constituyen además la autoridad suprema
y decisiva para la fe y la vida.

Creemos que Dios existe en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Estas tres personas son un sólo Dios con la misma
naturaleza, atributos y perfección.

Creemos en:

La existencia eterna de Jesucristo como Dios, Su encarnación y nacimiento virginal, Su muerte en la cruz como sustituto en expiación por el pecado, Su resurrección de la muerte (literal y corporal), Su ministerio intercesor en el cielo; y Su futuro regreso a la tierra.

Creemos en:

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad, convence al hombre de pecado; Lo regenera, lo bautiza, lo sella, mora en el creyente y lo aparta para una vida santa; Lo guarda y da poder a los creyentes día tras día; Es el Maestro de la Palabra de Dios y guía para la vida diaria.

Creemos en:

El Hombre fue creado inocente y puro; Adán cayó por el pecado de la desobediencia y que todos los hombres después de Adán son corruptos en cuerpo, alma y espíritu y Por eso todos los hombres necesitan la redención.

Creemos en:

La Salvación es por gracia y no por obras; La salvación demanda arrepentimiento; La salvación es personal, a través de la fe en Jesucristo; Todos aquellos que reciben a Jesucristo son hechos hijos de Dios, y Los frutos de la salvación se manifestarán en una vida nueva y cambiada.

Creemos en:

En el regreso personal, visible y corporal de Jesucristo a la tierra, En la resurrección de los justos para habitar en la morada eterna, en la gloria de la presencia de Dios, En la resurrección de los injustos al juicio, para ser castigados eternamente en el lago de fuego.